Compresores

¿Qué hace un compresor? ¿Cuáles son sus controles básicos? ¿Qué pasa cuando comprimo demasiado un instrumento?

Creo que el compresor es la herramienta más usada y también la herramienta «más mal usada» (¿hay una mejor manera de escribirlo?). No es un secreto que los compresores puedan hacer el sonido más fuerte, más grande, más potente. Tampoco es un secreto, desde que los compresores se han añadido en cada canal en las consolas analógicas, que la cantidad de compresión en las mezclas ha crecido constantemente, desde compresiones transparentes, a evidentes, pasando a compresiones “heavy”, a hiper-comprimidas, y también a ultra-comprimidas.

Si el compresor es usado incorrectamente suprime la dinámica. La dinámica es un aspecto crucial de una pieza musical y un gran “mensaje” de la expresión musical.

Se puede hacer una analogía con la vida cotidiana para entender el concepto del mal uso del compresor y que aburrida que puede hacerse una pieza musical. Pensemos que imposible serían nuestras vidas si no pudiésemos alterar la potencia de nuestras voces. ¿Qué aburrido sería nuestra forma de cantar? Es por eso que un compresor mal usado y que hiper comprime a la música pierde el sentido y se escucha siempre igual.

Hay un ejercicio que es interesante hacer, que es escuchar un disco de los años ’90 y compararlo con un disco de pop de esta época. Con el mismo volumen van a notar que el disco pop de esta época va a sonar mucho mas fuerte que el disco de los ’90. Esto es porque hay una “guerra del volumen” (no voy a profundizar en el tema, pueden buscar en Google donde hay varios resultados interesantes) Me refiero a que hoy el que se escucha mas fuerte gana presencia. ¿Porqué hablo de esto? Por que me parece interesante saber a como el compresor se puede usar de una forma para lograr un objetivo de hacer el sonido mas fuerte.

Mas adelante en el post voy a subir un archivo de un piano donde va a estar sin compresión, otro comprimido de la forma en la cual fue mezclado, y por último un audio comprimido de una forma excesiva para que se vea claramente en como la dinámica se pierde y suena todo igual.

Controles Principales

Umbral

Define el nivel en donde la reducción (compresión) empieza. Cualquier señal que exceda ese nivel es considerada una señal comprimida (será reducida en nivel) La señal que esté por encima del umbral no será comprimida. Generalmente se calibra en dB.

Umbral

Hay dos tipos de umbral. Un umbral variable o umbral fijo. Un compresor con el umbral variable ofrece un control especialmente para establecer el umbral. En cambio, uno fijo, que no tiene un control específico para establecer el umbral, ofrece un control de ganancia de entrada. Mientras más aumentemos el nivel de entrada más alto será el umbral.

Por ejemplo, si el umbral está establecido en 2 dB y el nivel de señal es de 6 dB, la cantidad que sobrepasa es de 4dB. Si el nivel de la señal está por debajo del umbral la cantidad que sobrepasa es 0 dB.

Ratio

El ratio se puede comparar con la gravedad. La gravedad afecta a los objetos forzándolos a quedarse en el suelo. El ratio determina el grado por el cual la señales que sobrepasan el umbral son forzadas hacia abajo. Mientras mas chico es el ratio, mas fácil es para la señal saltar más alto arriba del umbral.

Ratio

Una vez que la señal sobrepasa el umbral, este control determina el ratio entre los cambios del nivel de entrada y los cambios de la señal de salida (la notación usada es entrada:salida) Por ejemplo, con un ratio 2:1, un incremento de 2 dB en la señal de entrada por encima del umbral, resultara en un incremento de 1 dB en la señal de salida por encima del umbral. Pongo esta imagen donde hay más ejemplos.

Ratio

En las imágenes el umbral esta seteado en -12 dB y el nivel de entrada es de -6 dB (6 dB por encima del umbral). Con un ratio de 2:1 la señal deja al compresor a -9 dB (3 dB por encima del umbral). Con un ratio de 6:1 la señal lo deja a -11 dB (1 dB por encima del umbral), y con un ratio de inf:1 la señal deja al compresor a la misma señal que el umbral.

Tiempo de ataque y de liberación

Los compresores modernos pueden responder instantáneamente a los cambios de nivel. En orden para retener algo del ataque natural del instrumento, o que el nivel inicial del sonido del instrumento se vea poco afectado o directamente que el compresor no afecte su sonido. Para hacerlos necesitaremos bajar los tiempos de respuesta del compresor.

El ataque y la liberación también se conocen como constantes de tiempo o tiempos de respuesta. El ataque determina qué tan rápido puede aumentar la reducción de ganancia, mientras que la liberación determina qué tan rápido la reducción de ganancia puede caer. Esencialmente, un ajuste más largo en cualquiera de ellos simplemente ralentizará la velocidad a la que la reducción de ganancia aumenta (ataque) o disminuye (liberación).

Generalmente los tiempos de ataque y liberación se establecen en milisegundos. El ataque usualmente varía entre 0,010 ms y 250 ms. El tiempo de liberación se sitúa dentro del rango de 5 a 3000 ms. Es importante entender que ambos tiempos determinan la rapidez en que la reducción de la ganancia puede cambiar y no el tiempo que toma en cambiar. En la práctica, ambos definen que tanto tiempo tardan en cambiar la reducción de la ganancia establecido por la cantidad de dB. Por ejemplo, 1 segundo en el tiempo de liberación denota que la reducción de la ganancia toma un segundo en caer 10 dB.

La siguiente figura muestra el efecto en la forma de onda con diferentes tiempos de ataque y liberación. En todos los gráficos tienen un ratio de 2:1 y el umbral es de 6 dB. La señal de entrada (a) aumenta instantáneamente desde los 6 dB a los 12 dB, después nuevamente cae instantáneamente a 6 dB. En todos los casos la cantidad que sobre pasa es de 6 dB, así que con el rato de 2:1 la cantidad de ganancia que reduce es de 3 dB. Podemos ver en (b) que si no hay tiempo de ataque y relajación la señal que sobre pasa el umbral es constantemente reducida en 3 dB. Cuando hay algo de tiempo de ataque y de relajación (c-e) toma un cierto tiempo antes de que se complete la reducción en la ganancia, y también cierto tiempo hasta que la reducción de la ganancia decaiga.

Ataque y Liberación

Ejemplo

A continuación dejo dos audios de una grabación que realice de unas teclas para una canción. La idea acá es mostrar el sonido al «natural», sin compresión. A continuación, el mismo segmento pero con una compresión brutal para que se pueda entender como el sonido queda flaco, sin dinámica y, desde mi punto de vista, feo.

Tecla sin compresión
Tecla con compresión (agresiva)

Se podrá escuchar que la tecla pierde su naturalidad. Sobre todo su ataque en la nota y suena sin sentido. Sin dinámica. Personalmente prefiero usar el compresor como un control sobre el toque (hay casos en el cual salteo esta regla para hacer sobresalir un instrumento).

Eso es todo por ahora. Nos vemos en el próximo post!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *